Llega el verano al norte. Prepara el capazo, el bañador, las palas, el pareo y las alpargatas porque, tras el lluvioso mes de Junio, las nubes han dado paso a nuestro querido amigo Lorenzo. 

Esto significa que llegan los paseos por la orilla de la Concha, los enfados con tus amigos porque no llegas a más de 2 golpes a palas, las tardes de velero, los planes a otros pueblos costeros de la zona, las rutas por las calas perdidas, el heladito después de cenar…. Si, el aroma del verano se va asomando poco a poco. Y junto a el, las personas apasionadas del mar vamos haciendo hueco en nuestro nuevo hogar: la playa, el mar. 

Playa y Mar

matsustudio-donosti
Playa La Concha – Donosti

Nuestro sitio preferido para contar historietas, confesar nuestros amores, compartir miedos, reír sin parar, y bailar junto a las olas. 

Qué ganas de lucir ese pelo estropajo con un helado en la mano tras habernos bañado más de 10 veces seguidas, de escuchar las olas romper en la orilla. Ganas de ver la línea que separa el azul del cielo con la infinidad de sus aguas. De estar tumbada en una de esas hamacas de rayas azules y blancas. Y, qué ganas de ver una puesta de sol sentada en la arena, tostadas por el señor Lorenzo, con crema y sal pegada al cuerpo. Con el moño cuidadosamente descuidado. Sin estrés. Viendo las horas pasar, los veleros navegar y a los niños corretear. 

¿Cuánto disfrutará la playa con nosotros? Y lo que nosotros disfrutamos con ella, no tiene nombre. Aún cuando llueve. 

Playa Ondarreta – Donosti

Porque aquí, en el norte, nuestro valioso amigo Lorenzo, no es imprescindible. Es más que bienvenido pero, no es esencial. Hemos aprendido a disfrutar de nuestras preciosas playas tanto con sol cómo con lluvia, nubes o relámpagos. 

El mar, tan fuerte y valiente siempre está ahí. Bien truene, nieve o diluvie. 

Por todo esto y muchísimo más hemos creado “La Grande Plage” una colección cápsula de verano, que podéis ver ya en exclusiva con acceso a nuestro book y venta privada. Quiero ver colección

Mar, tan querido en calma y tan temido en tormenta. Mar que nos da fuerza, energía, calma y nos impulsa por meses. Sí, eres inspiración.  Eres hogar. Hogar de verano.